SATSE Ceuta recoge el guante del Plan de Empleo y pide enfermería escolar

29 junio 2022

El Sindicato de Enfermería solicita al Gobierno autonómico que blinde esta figura en la edición 2022-2023 de los programas y que garantice a los niños, las niñas y sus familias que contarán con estos profesionales.

El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha recogido el guante de la Ciudad Autónoma, que este martes pidió a los grupos políticos de la Asamblea que aporten propuestas para los Planes de Empleo 2022-2023, edición en la que el Gobierno autonómico asumirá parte del presupuesto que hasta el momento gestionaba la Delegación del Gobierno en Ceuta para tal fin. 

SATSE, que ha seguido con interés la interpelación sobre este asunto llevada a Pleno por Ceuta Ya!, se ha adelantado a los partidos políticos para proponer al Ejecutivo local que implemente la figura de la enfermería escolar en todos los centros educativos de Ceuta para el próximo curso académico 2022-2023, y en el que la Ciudad volverá a tomar las riendas de estos programas. 

La protección en todo momento de la salud de los alumnos tiene que ser una prioridad para las autoridades y, debido al número de horas que conviven en los centros educativos, SATSE considera imprescindible que en estos espacios haya una total seguridad para ellos y ellas. Por este motivo, el sindicato solicita al Gobierno autonómico que blinde esta figura en el próximo Plan de Empleo y garantice que los niños y niñas cuenten con una enfermera o enfermero escolar en todos y cada uno de los centros educativos de la ciudad. 

En el caso de Ceuta en particular, los centros educativos han contado con 16 enfermeras escolares en el curso académico 2021-2022, es decir, una profesional cada dos centros educativos. Para el sindicato, esta proporción ha sido claramente insuficiente y pide a la Ciudad no solo incluir este programa en las memorias para poner en marcha los Planes de Empleo, sino ampliar la dotación de profesionales que deberían empezar a trabajar el próximo mes de septiembre.

SATSE incide en que en los centros educativos hay alumnado con múltiples patologías, algunas de ellas de carácter crónico, (asma, diabetes, epilepsia, cardiopatías…) que requieren de una atención integral y específica por parte de los profesionales sanitarios adecuados, como son las enfermeras y enfermeros. 

También el papel de la enfermera en los centros educativos es fundamental para garantizar el cumplimiento terapéutico y detectar posibles complicaciones precozmente, así como para la adquisición de habilidades de autocuidado del menor y reforzar los cuidados en el entorno familiar. De otro lado, se insiste en la labor fundamental de las enfermeras y enfermeros ante las situaciones de urgencia que se producen en los centros educativos (heridas, traumatismos, fracturas, atragantamientos, reacciones alérgicas…) así como cualquier situación que pueda poner en riesgo la vida de los escolares.