SATSE demanda a Montoro que la formación de Enfermería y Fisioterapia no perjudiquen la economía de sus profesionales

18 julio 2017
Comprometidos contigo

SATSE Ceuta denuncia que el INGESA obliga a estos profesionales a formarse por su cuenta ya que es el único sistema de salud que no puede acreditar los cursos que imparte.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email

El presidente del Sindicato de Enfermería, SATSE, Manuel Cascos, ha reclamado a los ministros de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, y Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Monserrat, que favorezcan la formación continuada de los profesionales enfermeros y fisioterapeutas, incluyendo como deducción tributaria las cantidades que anualmente  se ven obligados a invertir de su propio bolsillo para mantener actualizados sus conocimientos y capacitación profesional. 

En sendas cartas remitidas a los titulares de Hacienda y Sanidad, el presidente de la organización sindical les recuerda que, según establece la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), los enfermeros y fisioterapeutas, así como el resto de profesionales sanitarios, están obligados a mantener permanentemente actualizados sus conocimientos y cualificación para ofrecer la mejor atención y cuidados posibles a los ciudadanos, así como garantizar su seguridad. 

No obstante, añade, la mayor parte de los profesionales de Enfermería y Fisioterapia, a diferencia de otros colectivos sanitarios más favorecidos por las industrias farmacéuticas y de tecnología sanitaria, se ven en la obligación de realizar dicha formación en su tiempo libre y con su propio dinero, ya que los servicios de salud ni priorizan ni facilitan generalmente dicha formación en horario laboral o con la compensación horaria correspondiente si ésta se realiza fuera de la jornada laboral. 

Ante esta realidad, el presidente de SATSE pide a Cristóbal Montoro que en la modificación que ha decidido hacer su Departamento del artículo 44 del Real Decreto 439/2007, del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, a raíz de la demanda realizada desde otros colectivos sanitarios, se incluyan como deducción tributaria las cantidades que anualmente los profesionales de Enfermería y de Fisioterapia se ven obligados a invertir a su costa para mantener actualizados sus conocimientos. 

De este modo, señala Cascos, “se garantizará un trato tributario objetivo e idéntico para todos los profesionales sanitarios, que supere cualquier atisbo de discrecionalidad por parte del empleador, o favorezca agravios en una materia que no lo permite al ser competencia exclusiva del Estado”. 

Asimismo, el responsable de la organización sindical traslada al ministro de Hacienda su preocupación porque sea el empleador quien, en última instancia, decida el régimen tributario de la ayuda percibida por el trabajador, ya que ésta sólo está exenta de tributar cuando la participación del profesional en la actividad formativa haya sido autorizada por el empleador. 

INGESA, sin acreditar la formación 

SATSE Ceuta explica que se da la circunstancia de que el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) es el único sistema de salud que no puede acreditar los cursos que imparte a los profesionales sanitarios con lo cual obliga a los profesionales de Enfermería y Fisioterapia a formarse por su cuenta para poder obtener títulos con la debida acreditación. 

En los mismos términos se ha dirigido en otra carta a la ministra de Sanidad, a la que le ha pedido expresamente que impulse a través de la Comisión de Recursos Humanos y del Consejo Interterritorial del SNS que los profesionales enfermeros y fisioterapeutas puedan recibir formación dentro de su jornada laboral y que no sigan teniendo que realizarla en sus horas libres, con las lógicas dificultades que se generan para conciliar su vida personal y laboral.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email