El INGESA corre el riesgo de quedarse sin enfermeras y matronas este verano

03 julio 2017

Andalucía ha ofertado contratos de mayor duración que los del INGESA y son muchos los profesionales que se han desplazado a la autonomía vecina agotándose la bolsa de trabajo en ambas categorías.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email

El Sindicato de Enfermería Ceuta (SATSE) alerta de que el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria en Ceuta (INGESA) se expone a la escasez de enfermeras y matronas este verano al haber agotado los listados de demandantes de empleo en la Bolsa de Trabajo de ambas categorías. 

La administración sanitaria corre el riesgo de quedarse sin profesionales en sus servicios ya que, después de haber llamado a todos los inscritos en la Bolsa, aún quedan plazas sin cubrir. 

Muestra del déficit de efectivos está en la convocatoria extraordinaria con la que el INGESA quiere cubrir de urgencia tres plazas de matrona, una para el Hospital Universitario y dos para los centros de salud. La institución publicó este proceso, el cual está pendiente de resolución, al considerar necesaria su incorporación inmediata para la adecuada atención sanitaria a la población. 

En cuanto a Enfermería, el INGESA va a llamar fuera de la Bolsa de Contratación por el corte provisional de 2014 que aún no se ha publicado. 

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha demostrado ser más previsor que el sistema sanitario local y ha ofertado contratos de trabajo de cuatro meses o más, mientras que los del INGESA son de tan solo dos o tres. La mayor duración de estas eventualidades, así como la oferta de interinidades en la comunidad vecina, ha animado a enfermeras y matronas a desplazarse a Andalucía, con lo cual, el INGESA tiene ahora dificultades para encontrar capital humano con el que dar cobertura sanitaria al usuario. 

Por otra parte, SATSE recuerda que presentó al INGESA una batería de propuestas en materia de seguridad con las que combatir las agresiones al personal de los centros sanitarios y, a la cual, la institución sanitaria ha hecho caso omiso. En el mejor de los casos, lamenta este sindicato, se dio una respuesta incompleta como ocurrió con el arco de detección de metales en el centro de salud del Tarajal, el cual fue retirado por su inutilidad ya que nunca estuvo acompañado de un escáner con el que interceptar la entrada de armas y otros objetos que pudiesen ser utilizados con la misma finalidad.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email