SATSE Ceuta presenta '#Stop agresiones. Nada justifica una agresión'

13 marzo 2018

La iniciativa pone el foco en un grave problema que aún requiere de una mayor implicación por parte de las administraciones, los ciudadanos y los profesionales para acabar con él. En Ceuta, han sido 163 los casos en los últimos cinco años, de los que casi el 30 por ciento eran enfermeras y fisioterapeutas.

valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha lanzado una nueva campaña de información y sensibilización para acabar con un grave problema que afecta, especialmente, a los profesionales de Enfermería. Ocho de cada diez enfermeras y enfermeros han sufrido a lo largo de su trayectoria profesional una agresión física y/o verbal (golpes, empujones, amenazas, insultos de todo tipo, vejaciones…). SATSE Ceuta ha presentado la iniciativa este lunes 12 de marzo en el centro de salud del Recinto, donde repartió información entre los usuarios del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA).
En la presentación de la campaña, la secretaria autonómica de SATSE, Elisabeth Muñoz, ha recordado que la organización sindical lleva desde hace años realizando sucesivas actuaciones informativas y de concienciación social y profesional para reducir todo lo posible el número de agresiones físicas y/o verbales a las enfermeras y enfermeros. Según dijo, cada día, se producen en España en torno a 55 agresiones a enfermeras y enfermeros, o lo que es lo mismo, más de 20.000 al año.En Ceuta, han sido 163 en los últimos cinco años, de las que casi el 30 por ciento han sido a enfermeras y fisioterapeutas.
Se trata de una grave lacra de la que, en ocasiones, se hacen eco los medios de comunicación pero que en la mayoría de los casos permanece “invisible” y no acarrea consecuencias para el agresor, señaló la portavoz de SATSE, apuntando que sigue siendo una “gran asignatura pendiente” para el Sistema Nacional de Salud.

SATSE quiere que se avance en los medios para prevenir las agresiones, disponiendo medios como los botones antipánico, escáner para evitar las entradas con armas de fuego o el incremento de las rondas policiales. Tener un mediador con la Policía Nacional no es suficiente, es un paso más.

“Las medidas deben ir acompañadas de una concienciación de la sociedad, que tiene que entender que el personal no es más que una víctima de los recortes de Sanidad. Si no tenemos camas en los hospitales es porque recortan y lo sufren pacientes y enfermeros. Vemos que la población no es atendida todo lo rápidamente que debiera”, ha añadido Muñoz.

Hay muchos casos que no se denuncian, que ni siquiera salen en los medios de comunicación. Por qué ocurre esto es algo que se quiere evitar con la campaña dada a conocer por el sindicato.

“Son muchos los aspectos que hacen que una agresión no se denuncie, especialmente las verbales. La mayoría del personal cuando es agredido es dentro de su trabajo, debe salir para poner la denuncia y debe dejar los pacientes a su cargo a otros compañeros. Con el interlocutor policial queríamos que se pudieran poner las denuncias en el puesto de trabajo o que no se pierda excesivo tiempo. Esto frena mucho”, ha detallado Muñoz, aclarando que nada justifica una agresión.

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario